lunes, 25 de agosto de 2008

El Hombre al que le Temes: La Masacre de Columbine

''...creo que la vida que llevé durante estos últimos años fue una larga forma de suicidio''

Marilyn Manson

Columbine es el nombre de un instituto secundario situado en el condado de Jefferson, Colorado, conocido por el asesinato masivo que tuvo lugar a cabo el 20 de Abril de 1999 en sus instalaciones. Dos adolescentes, Eric Harris (18 años) y Dylan Klebold (17 años), entraron en esta escuela, de donde eran alumnos, armados con dos escopetas, una carabina Hi-Point 995 semiautomática de calibre 9mm, una pistola Tec 9 semiautomática de calibre 9mm, varios dispositivos explosivos caseros y una bomba compuesta por un tanque de propano de 9 kgs.


Los adolescentes realizaron numerosos disparos en la cafetería y en la biblioteca de la institución, asesinando a 13 personas (12 alumnos y un profesor) e hiriendo a otros 24 alumnos. Al cometer este masacre y al ver que estaban rodeados por la por la policía y que no tenían escapatoria alguna decidieron darle fin a sus vidas, suicidándose de un balazo en la boca con las escopetas que cada uno portaba.



En ese entonces, cuando ocurría todo esta ejecución en el Instituto Columbine, el Tour Rock is Dead recién iniciaba, desemeñando su primer función el 3 de Marzo en Key Arena, Seattle.
Pero como todo suceso debe llevar consigo un chivo expiatorio, que mejor que elegir a una banda que comenzaba a repercutir en los jovenes, ya sea con sus letras un tanto explícita o su escepticismo hacia el credo cristiano, para cargarla de culpa de influir en Harris y Klebold a la hora de cometer sus asesinatos...y el mejor ejemplo para atribuir toda la culpabilidad era MARILYN MANSON.
Así, con todo esta falsa increpación, la gente que inculpaba al grupo incrementó en numero mayoritariamente, logrando que varios conciertos sean cancelados, como el de Red Rocks a fines de Abril, el cual fue suspendido por el alcalde de esa ciudad.

Como consecuencia de esto, El Reverendo declaró:

''...Es trágico y desagradable cuando vidas de jóvenes son arrancadas por violencia sin sentido. Mis condolencias para los estudiantes y sus familias''

video

A principios de Mayo, la banda también cancela cinco fechas respectivas al Tour Rock is Dead, que se realizarían a las afueras de Anaheim, California.
Ya disgsutado con todo lo que ocurría y que también afectaba a su persona, Marilyn Manson decidió
escribirle una carta a la revista Rolling Stones para que sea publicada. Así sucedería en la Rolling Stones nº7, publicada el 28 deMayo de 1999:

[[...Es triste pensar que los primeros habitantes de la Tierra no necesitaron de libros, películas, videojuegos, o música para inspirar el asesinato a sangre fría. Cuando Caín decidió aplastarle los sesos a Abel, la única motivación que necesitó fue su propia y humana disposición a la violencia. Ya sea que ustedes prefieran interpretar la Biblia como literatura o como la última palabra en lo que se supone debe ser Dios, la Cristiandad nos ha dado una imagen de la muerte y la sexualidad alrededor de la cual hemos basado nuestra cultura. Un hombre muerto y semidesnudo cuelga de las paredes de muchos hogares y alrededor de nuestros cuellos y es una imagen que hemos adoptado como parte de nuestras vidas desde siempre. ¿Se trata de un símbolo de esperanza o desesperanza? El asesinato-suicidio más famoso de la historia representó también el nacimiento de un icono para la muerte – el patrón para la celebridad. Desafortunadamente, y a pesar de su inspiradora moralidad, en ninguno de los Evangelios se celebra nunca a la inteligencia como una virtud.

Mucha gente parece haber olvidado o nunca haberse dado cuenta de que yo inicié mi banda como una crítica a esta situación de desesperación e hipocresía. El nombre de Marilyn Manson nunca ha buscado celebrar el triste hecho de que América ponga asesinos en la portada de la revista Time, dándoles tanta notoriedad como a nuestras estrellas cinematográficas favoritas. De Jesse James a Charles Manson, los medios, desde su incepción, han convertido a los criminales en héroes populares. Y acaban de crear a dos más ahora que han estampado las fotos de ese par de imbéciles Dylan Klebold y Eric Harris en la portada de todos los periódicos. No se sorprendan si cada niño que se siente oprimido o rechazado adopta a dos nuevos ídolos.

Aplaudimos la creación de una bomba cuyo único propósito es y ha sido destruir a la humanidad entera. Crecimos viendo los sesos de nuestro presidente desparramándose sobre todo Texas. Los tiempos no se han vuelto más violentos. Sólo se han vuelto más televisados. ¿Acaso alguien piensa que hubo algo de civilidad en la Guerra Civil? Si la televisión hubiese existido entonces pueden estar seguros de que hubiera estado allí cubriéndola, o incluso participando en ella, como en la violenta persecución del auto de la Princesa Diana. Repugnantes buitres en busca de carroña, explotando, jodiendo, filmando y sirviéndolo todo para satisfacer nuestros apetitos en un glotón despliegue de ilimitada estupidez humana.

Así que cuando se trata de encontrar a quien culpar por los asesinatos en la preparatoria de Littleton, Colorado, basta lanzar una piedra al aire y golpearán a alguien que sea culpable. Nosotros somos los que nos sentamos y permitimos el hecho de que los niños posean armas de fuego, y somos nosotros también quienes sintonizamos y observamos la cobertura minuto a minuto de lo que hacen con ellas. Creo que es algo terrible cuando alguien muere, especialmente si se trata de alguien a quien conoces y amas. Pero lo más ofensivo es que cuando estas tragedias suceden, la mayoría de la gente no les presta más atención que la que daría a los finales de temporada de Friends o The Real World. Yo estaba realmente impactado al ver como los medios se arrastraban y escabullían, dispuestos a captar cada lágrima mientras entrevistaban a los padres de los niños muertos y televisaban los funerales. Y entonces vino la cacería de brujas.

El miedo más grande del ser humano es al caos. Era impensable que no hubiera una razón clara y obvia para explicar las acciones de estos chicos. Así que se necesitaba un chivo expiatorio. Recuerdo haber oído los primeros reportes desde Littleton, diciendo que Harris y Klebold estaban maquillados y vestidos justo como Marilyn Manson, a quien obviamente idolatraban pues estaban vestidos de negro. Obviamente las especulaciones fueron escalando hasta que de pronto yo era la viva imagen de todo lo que está mal en el mundo. Estos dos idiotas no estaban maquillados, ni tampoco estaban vestidos como yo ó como darkies. Debido a que en la América Media nadie conocía nada sobre la música que ellos escuchaban (KMFDM y Rammstein, entre otros), los medios eligieron algo que ellos pensaban era lo más parecido.

Algunos periodistas responsables han reportado, con mucho menos publicidad, claro, que Harris y
Klebold no eran fans de Marilyn Manson – incluso que ellos detestaban mi música. Y aún si hubieran sido fans, eso no les da ninguna excusa, y no hay porque culpar a la música. ¿Acaso buscamos cual fue la inspiración de James Huberty cuando disparó a esa gente en el McDonald's? ¿O qué es lo que le gustaba ver a Timothy McVeigh? ¿Y qué hay de David Koresh, o Jim Jones? ¿Creen ustedes que la industria del entretenimiento inspiró a Kip Kinkel, o más bien deberíamos atribuir la culpa al hecho de que su padre le compró las pistolas que utilizó en los asesinatos de Springfield, Oregon? ¿Qué es lo que inspira a Bill Clinton a bombardear gente en Kosovo? ¿Acaso fue algo que le dijo Monica Lewinsky? Acaso matar no es siempre matar, sin importar si es en Vietnam o en Jonesboro, Arkansas? ¿Porque razón justificamos uno, sólo porque parece ser por las razones apropiadas? ¿Necesita siquiera existir algo como una razón apropiada? Si un muchacho tiene la edad suficiente para manejar un auto o comprar un arma ¿no debiera también tener edad suficiente para ser personalmente responsable por lo que haga con su auto o con su arma? ¿O acaso cuando se trata de un adolescente es necesario culpar a alguien más porque él todavía no es tan consciente como si tuviera dieciocho años?

A América le encanta hallar un icono al cual poderle colgar culpas. Aunque debo admitir que yo he asumido mi papel como el Anticristo; soy la voz de la individualidad en los noventas, y la gente tiende a asociar a todo aquel que se ve o se comporta diferente con toda clase de actividades ilegales o inmorales. En el fondo, la mayoría de los adultos odian a todo aquel que va contra la corriente. Resulta cómico que la gente pueda ser tan cándida como para haber olvidado tan rápido a Elvis, a Jim Morrison y a Ozzy. Todos ellos estuvieron sujetos en su momento a los mismos viejos argumentos, escrutinio y prejuicios. Yo escribí una canción llamada “Lunchbox”, y algunos periodistas la han interpretado como una canción acerca de armas de fuego. Irónicamente, la canción trata de ser maltratado y molestado, y sobre defenderme con mi lonchera de Kiss, la cual usaba como arma en el patio de la escuela. En 1979 las loncheras de metal fueron prohibidas porque se consideraba que en manos de delincuentes podían convertirse en armas peligrosas. También escribí una canción llamada “Get Your Gunn”. El título tiene dos 'n' porque la canción fue una reacción al asesinato del Dr. David Gunn, quien murió en Florida a manos de activistas pro-vida mientras yo vivía ahí. Ese fue el máximo acto de hipocresía que presencié durante mi juventud: que esta gente haya matado a alguien mientras se hacían llamar a si mismos “pro-vida”.

El mensaje de cierto modo positivo de esas canciones es normalmente malinterpretado por los sensacionalistas afirmando que promuevo aquello que intento denunciar. Justo ahora todos están pensando en que hacer para evitar sucesos como el de Littleton. ¿Cómo podemos prevenir el SIDA, la guerra en el mundo, la depresión o los accidentes automovilísticos? Vivimos en un país libre, pero con esa libertad viene una carga de responsabilidad personal. En lugar de tratar de enseñar a los niños lo que es moral y lo que es inmoral, el bien y el mal, debemos primero establecer cuales son las leyes por las cuales nos debemos gobernar. Siempre puedes escapar del infierno no creyendo en el, pero no es tan fácil escapar a la muerte o no ir a prisión.

No es de extrañarse que los niños crezcan siendo cada vez más cínicos; tienen demasiada información a su alcance. Pueden darse cuenta de que viven en un mundo que está hecho una mierda. Antiguamente existía la noción de que siempre podías dar la vuelta, correr y empezar de nuevo, mejor. Pero ahora América se ha convertido en un gran centro comercial, y a causa del Internet y de toda la tecnología que tenemos a nuestra disposición, ya no hay hacia donde correr. La gente es igual en todas partes. Algunas veces la música, las películas y los libros son lo único que nos hace pensar que alguien más se siente igual que nosotros. Siempre he tratado de decirle a la gente que está bien, incluso que es mejor el no ser parte de el sistema. Usen su imaginación – si un geek de Ohio puede llegar a ser alguien, ¿porque no puede hacerlo cualquiera que use su imaginación y su fuerza de voluntad?

Decidí no lanzarme a los medios para defenderme, aún cuando se me pidió aparecer en cuanto programa de TV existe. No quería colaborar con esos periodistas sedientos de fama ni con aquellos oportunistas que sólo pretenden llenar sus iglesias o ganar una elección gracias a sus moralistas posturas acusatorias. ¿De verdad quieren culpar al entretenimiento? ¿No fue acaso la religión la primera forma real de entretenimiento? La gente se viste con coloridos disfraces, canta canciones y se compromete en eterno fanatismo. Todos coinciden en que no hay nada más entretenido que ver a Clinton disparar primero su pistola y luego sus bombas de la forma más política posible. Y las noticias – bueno, eso es obvio. Entonces, ¿debemos culpar al entretenimiento? Me gustaría ver a los comentaristas en los medios preguntándoselo a sí mismos, ya que su cobertura de el evento fue una de las formas más atroces de entretenimiento que cualquiera de nosotros haya presenciado jamás.

Creo que la Asociación Nacional de Rifles es una organización demasiado poderosa para encararla, así que la mayoría de la gente decide señalar a Doom, a The Basketball Diaries o a un servidor. Esta clase de controversia no me ayuda a vender más discos o boletos, y no me gustaría que así fuera. Soy un artista controvertido que se atreve a tener una opinión y se molesta en crear música y videos que retan a las ideas de la gente en un mundo vacío y cada vez más vano. En mi trabajo examino la América en la cual vivimos, y siempre he tratado de enseñarle a la gente que el demonio a quien culpamos de nuestras atrocidades es en realidad cada uno de nosotros. Así que no esperen que el fin del mundo llegue un día de estos de la nada – ha estado ocurriendo todos los días desde hace mucho tiempo...]]